Recetas de Mar de Invierno en Cadaqués

Recetas Mar de Invierno en Cadaques

 

 

Al igual que las playlist,  las recetas acompañan todo lo que escribo. Quizás es porque no soy capaz de imaginarme una escena sin poner todos los sentidos, el tacto, el oído, el gusto. Siempre hay algún personaje que cocina, siempre hay alguien que acaba rememorando sabores de infancia. Aquí os dejo enterito el Apéndice 2 de Mar de Invierno en Cadaqués, para que podáis disfrutar todas las recetas que, en su mayoría, Sullivan cocina.  Como decimos en mi tierra, ¡Bon profit!

 

APÉNDICE 2. RECETAS.

 

Yo no soy cocinera. Pero me encanta cocinar; básicamente porque me encanta comer. Aquí van los platos de mis personajes, aquellos que soy capaz de hacer. Los que no aparecen aquí, pero sí en la novela, como los stroopwafels, los croissants, el pozole rojo… Son aquellos que no domino, no forman parte de mis recetas habituales, no he probado a hacer o bien lo he intentado y el resultado ha sido lamentable; como es el caso de los stroopwafel, que acabaron en una masa pastosa que estoy pensando seriamente en patentar como pegamento para azulejos.

La mayoría de estas recetas son tan simples que me daba hasta vergüenza ponerlas. Pero como se dice por mi tierra, el que tiene vergüenza ni come ni almuerza… Así que, Bon profit!

 

 

Ensalada Chilena

         Que la sencillez del plato no os engañe, el cilantro hace de esta ensalada la opción ideal para verano. ¡Una delicia culinaria!

Ingredientes para cuatro personas.

1 kg de tomates

2 cebollas cortadas en pluma

2 cucharadas de cilantro picado

Aceite de oliva

Sal

Pelamos los tomates y los cortamos en rodajas. Cortamos la cebolla en pluma. Servimos en un plato llano y espolvoreamos cilantro picado. Aliñamos al gusto con aceite y sal.

Sándwich de ternera con salsa de miel y mostaza, acompañado de un huevo pochado de codorniz.

 

En no más de diez minutos podemos tener un snack sano y apetitoso para los días de prisa.

Ingredientes para un sándwich

Dos cortadas de ternera bien fina.

1 o dos huevos de codorniz.

Pan

Ingredientes para la salsa:

3 cucharadas de mostaza de Dijon.

3 cucharadas de miel.

Un chorrito de limón exprimido

Aceite de oliva

Sal

Asamos la ternera. La servimos sobre la primera rebanada de pan tostado. Mezclamos todos los ingredientes de la salsa en una taza y removemos bien. Untamos el resultado en la carne. Paralelamente ponemos un cazo con agua al fuego hasta que rompa a hervir. Bajamos en ese momento el fuego y removemos el agua, para que la clara quede bonita. Cascamos un huevo y lo dejamos hervir por dos o tres minutos. Sacamos con una espumadera y servimos sobre la carne.

 

Revuelto de Calabacín

 

Más simple que un botijo, pero no puedo evitarlo, me encanta.

Ingredientes para dos personas

2 calabacines

4 huevos

Aceite de oliva

Un diente de ajo

Sal

Pelamos los calabacines y los partimos en cuatro partes. De ahí cortamos en rodajas, para que queden irregulares, como si se tratara de una tortilla de patatas. En una sartén calentamos el aceite y añadimos el diente de ajo. Incorporamos los calabacines, los salamos, y dejamos a fuego lento entre 15 o 20 minutos, hasta que se reblandezcan. Batimos los huevos y los echamos a la sartén. Removemos para que se mezcle bien. Cocinamos según nos guste el punto del huevo. Yo, que lo prefiero poco hecho, lo dejo tres, como mucho. Si lo dejas más que eso es que no sabes apreciar lo bueno de la vida.

Coca de Tomate

 

Receta de mi madre, garantía de éxito. Eso sí, no esperéis instrucciones demasiado precisas. Así es cómo funcionan las recetas de madre. Por lo menos de la mía.

Ingredientes para el relleno

2 pimientos verdes

1 pimiento rojo

3 huevos duros

1 kg tomate

1 cebolla

Sal

Ingredientes para la masa

1 taza de aceite de girasol

1 vaso de cerveza. (sí, sí, cerveza)

Harina, según mi madre, “la que admita”. Tras experimentar qué quiere decir esto, yo lo traduzco por unos 700- 800 gramos.

Sal

Relleno:

Asamos los pimientos y la cebolla con un poco de aceite. Cuando estén prácticamente hechos, añadimos más aceite, y agregamos el tomate, previamente triturado. Para restarle acidez al tomate, espolvoreamos azúcar por encima. Cuando se reduzca el agua del tomate y quede como una mezcla consistente, añadimos los huevos duros troceados. Reservamos.

Masa:

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos hasta que la mezcla quede densa. Extendemos la masa en una bandeja para horno. Vertemos el relleno. Horneamos a 180° por 40 minutos y ¡a disfrutar!

Pescado de Roca con Salsa de Naranja y Soja

 

El pescado de roca se disfruta de cualquier manera, en suquet, como bien es típico de la Costa Brava y Mediterránea en general, con arroz, a la plancha o al horno, sin necesidad de mayores florituras. En este caso, le añadimos una salsa bien simple, por variar la rutina un poquito, que siempre es bueno; si no, que se lo digan a Montse.

Ingredientes

Unos 500 gr. de Pescado de Roca, depende de donde estemos, podrá ser rape, congrio, dorada, escórpora, sardo, cabracho, pajel, salmonetes…

Cuatro patatas medianas

Una cebolla y media

Dos vasos de zumo de naranja o mandarina, a ser posible recién exprimido

Cáscara rallada de naranja o de mandarina

Tres dientes de ajo

Cinco cucharadas soperas de salsa de soja

Aceite de Oliva

Sal

En una fuente de horno, disponemos las patatas cortadas en rodajas y la cebolla en juliana. Cubrimos con un vaso y medio de zumo de naranja. Reservamos el medio restante. Añadimos tres cucharadas soperas de soja, sal y los dientes de ajo enteros. Horneamos a 200° durante media hora aproximadamente, o hasta que estén las patatas blandas y un poco doradas, y la salsa haya reducido. Salamos el pescado y lo añadimos en la fuente, cubriéndolo bien con la salsa. Regamos con el zumo de naranja reservado, dos cucharadas más de soja y rallamos cáscara de naranja por encima. Horneamos durante veinte minutos a 220°. Aviso: preparad abundante pan para la salsa, lo vais a necesitar.

 

 

Entrepà almussafes

Esto es el bocadillo que se prepara Sullivan, tal y como lo llamamos en la terreta, es decir en Valencia. En mis años en Chile, lo he echado casi tanto de menos como a mi familia. Sin exagerar.

Ingredientes

Sobrasada

Cebolla

Queso Manchego

Pan del bueno, si puede ser de pueblo mejor.

Azúcar si quieres caramelizar la cebolla

Mucha hambre.

Cortamos la cebolla en juliana, o en pluma que dicen los chilenos, y la ponemos en una sartén a fuego medio con un poco de aceite y sal. Mientras se va haciendo la cebolla, calentamos un poco la sobrasada en otra sartén, lo suficiente para que se reblandezca, pero no hasta que se derrita. Tostamos el pan. Una vez untemos la sobrasada en las rebanadas aprovechamos la sartén para calentar un poco el queso. Lo montamos todo y… Ya se me ha hecho la boca agua.

Si queréis caramelizar la cebolla, lo suyo es hacerla muy lentamente, para que los azúcares de la cebolla caramelicen de manera natural. Esto lleva una media hora. Siempre podéis acelerar el proceso echándole un poco de azúcar, aunque esto no sería muy ortodoxo, y posiblemente los chefs profesionales me echarían a la hoguera si leyeran esto.

Humitas

 

Qué maravilla ir a la feria (al mercado de productos frescos) a comprar y comerse una humita a media mañana, calentitas en los braseros de los puestos.

Ingredientes

12 choclos, es decir, 12 mazorcas de maíz.

1 cebolla grande

2 cucharadas de mantequilla (aunque yo lo sustituyo por aceite de girasol la mayoría de veces)

Albahaca (en hoja mejor)

2 ajís verdes

1 cucharada de ají de color (pimentón dulce para los españoles)

1 taza de leche

Una pizca de pimienta

Sal

Pelamos las mazorcas y reservamos las hojas verdes y grandes para envolver las humitas. Cortamos los granos de maíz y los pasamos por la picadora junto con la taza de leche hasta que quede una masa no muy espesa y prácticamente sin grumos. Sofreímos la cebolla, sin que dore, se tiene que quedar blanca. La añadimos a la masa junto con la albahaca picada, el aceite o mantequilla, el pimentón y el ají bien picado. Salpimentamos.

Ahora viene el momento de las manualidades. Tomamos las hojas del maíz y las juntamos de dos en dos. Se rellenan con la masa y las cerramos como si fuera un sobre con un hilo fino. Las ponemos a cocer en una olla una encima de otra, con abundante agua hirviendo con sal, durante unos 45 minutos.

Gazpacho

Otra gran receta de mi madre. En verano casi siempre había una jarra en la nevera, que se vaciaba sola misteriosamente.

Ingredientes para 4 vasos – 1 litro

1 kilo de tomates bien maduros (con un color rojo acentuado)

1 pimiento verde pequeño

1 trozo de pepino (de unos cuatro dedos de ancho)

Media cebolla

1 o dos dientes de ajo pelados, según nos guste de intenso

3 cucharadas de aceite de oliva

3 cucharadas de vinagre de vino blanco

Sal al gusto

Lavamos bien las verduras, las cortamos a trozos y lo añadimos todo a la batidora. Podemos pelar los tomates, pero suele quedar más rojo si le dejamos la piel. Le quitamos el centro al diente de ajo (mi madre dice que así no repite, y si lo dice mi madre es verdad) y lo agregamos al resto de verduras. Picamos hasta que no quede ningún trozo de verdura, y la textura quede bien fina. Añadimos agua fría para hacerlo más líquido, porque el gazpacho de verdad se bebe. Añadimos la sal, el aceite y el vinagre. Lo suyo es empezar por tres cucharadas y luego rectificar según el gusto. Cuanto más frío se sirva, mejor.

Arroz de Marisco

No es por nada, pero esto lo bordo… Tened en cuenta que hay que limpiar el marisco, y el caldo tiene que reposar mínimo media hora, así que os recomiendo que empecéis por lo menos dos horas antes de cuando queráis echar el arroz. Esta receta está inspirada en una de Javirecetas.com

Ingredientes para 4 personas

6 gambas grandes o gambones sin pelar (si te lo puedes permitir, que sean de Denia)

250- 350 gramos de almejas medianas (si son chilenas, mejor que mejor)

250-300 gramos de clóchinas (en Chile, choritos, en el resto de España, mejillones)

2 tazas de arroz (de tipo bomba, eso ni se pregunta a una valenciana)

1 cebolla mediana

4 dientes de ajos

Medio pimiento rojo

1 tomate triturado

1 zanahoria

Laurel en hojas

Aceite de Oliva

Sal

El caldo

Esta parte es la más importante, puesto que es lo que le dará todo el sabor al arroz. Tendremos que preparar las almejas con anterioridad para quitarles la arena. Lo mejor es enjuagarlas bien y después dejarlas por lo menos una hora a remojo con mucha agua y sal. Después las enjuagamos de nuevo. Para limpiar las clóchinas, nos bastará dejar el agua de grifo correr y con un cuchillo arrancarle “los pelos”, es decir las algas y demás que se quedan atrapadas al cerrarse. Pelamos las gambas y les quitamos las cabezas y las colas. Reservamos.

Ponemos en el fuego una cacerola grande. Si es de barro mejor que mejor. Picamos muy fino el pimiento, la zanahoria, la cebolla y los ajos y los sofreímos con un poco de aceite en esta misma olla. Cuando la cebolla empiece a dorar echamos el tomate triturado. Dejamos freír durante unos siete minutos y echamos dos litros o dos y medio de agua. Llevamos a fuego fuerte. Añadimos las cáscaras y las cabezas de las gambas al caldo. También se le puede agregar pinzas de cangrejo o jaiba, que le dan mucho sabor. Salamos y echamos las hojas de laurel (cuatro o cinco está bien).

En una sartén a parte echamos un poco de aceite y cuando esté caliente salteamos por unos cinco minutos las almejas. Mejor si las tapamos para que suelten más agua. Las retiramos y, en la misma sartén, salteamos también las clochinas, por otros cinco minutos. Las apartamos y añadimos el caldo que hayan soltado todos nuestros mariscos a nuestra olla principal. Bajamos a fuego medio durante unos cuarenta y cinco minutos. Lo mejor es dejarlo reposar hasta que lo necesitemos para hacer el arroz, y entonces colarlo.

El arroz

El arroz bomba normalmente tarda unos veinte minutos en cocerse. Cuando lleve cinco minutos en el fuego añadimos las gambas, y después de otros cinco minutos las almejas y las clochinas. Aquí probamos de sal y rectificamos si necesario. Cuando el arroz esté listo dejamos reposar unos minutos y ¡a comer!

Y sí, es mucho trabajo, pero el resultado vale la pena.

Tortitas americanas

Creo que soy más de crepes, pero de vez en cuando…

Ingredientes

1 cucharada grande de levadura

1 pizca de sal

1 cucharilla de azúcar (o si preferís que la masa sea de por sí dulce, tres)

3 huevos batidos

30 gramos de mantequilla derretida (con ponerla en el microondas vale)

300 mililitros de leche

225 gramos de harina

Aceite

Mezclamos todos los ingredientes en la batidora. Podemos reservar la masa para el día siguiente y así servir las tortitas recién hechas, que, cómo Sullivan dice, es lo que toca. Calentamos una sartén con un poquito de aceite, lo justo para que no se peguen. Cuando veamos que la parte de arriba está haciendo burbujitas, le damos la vuelta, y dejamos un minuto.

Lo suyo es servirlas con sirope, claro… Pero en realidad yo las prefiero con mermelada.

Tajine de Ternera

La mezcla de dulce y salado es una de las cosas que más me gustan. Por eso la cocina árabe es una de mis preferidas.

Ingredientes

1 kg de ternera cortada en tacos

2 cebollas picadas

Aceite

Media cucharadita de Pimienta

Media cucharadita de Jengibre

Sal

Una pizca de pimentón

4 dientes de ajo

250 gr de ciruelas sin hueso

100 gr de almendras peladas

2 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de mantequilla

Una cucharadita de canela

Sésamo tostado

Doramos la carne en una olla, si puede ser de barro mejor. Agregamos la cebolla picada, una pizca de sal, las especias y el ajo machacado. Cuando la cebolla esté dorada agregar un litro de agua. En una sartén aparte añadimos la mantequilla, y salteamos las ciruelas durante un minuto. Añadimos medio vaso de agua, la canela y el azúcar. Dejamos la salsa tapada para que reduzca a fuego lento durante unos diez minutos. En ese momento incorporamos las almendras para dorarlas un poco.

Cuando el agua de la sartén haya reducido añadimos su contenido a la olla de la carne, tapamos y cocinamos a fuego lento unos cuarenta y cinco minutos, o hasta que la carne esté melosa. Seguro que podemos encontrar algo interesante que hacer en este tiempo, como nuestros protagonistas.   Servimos en un plato grande y espolvoreamos el sésamo por encima.