Estoy de ¿vacaciones?

Vacaciones

Sí, tengo claro que pensáis que me paso la vida de vacaciones… Pero no es verdad. Bueno, un poco sí. Como sea, el caso es que estoy unos días de ¿vacaciones?

Dentro música de las que te preparan para la fiesta

Lo importante es priorizar

Aunque no ande precisamente de vacaciones de verano como mis compatriotas de adopción, sí que ando unos días a otras cosas. Por eso, esta semana no hay post al uso.

Lo habéis oído hasta la saciedad. A veces lo urgente no es lo importante. Eso me pasa un poco estos días: sería urgente redactar el post de mañana, pero no es lo más importante que me traigo entre manos ahora.

El tiempo es escaso, también en vacaciones.

Para los que vivimos fuera, “volver” implica una serie de maravillosas obligaciones (sarna con gusto) de las que no podemos escapar. Y casi todas implican comida o café, una mesa, y gente que quieres y te quiere y no ves a diario.

Lo siento, estas personas de carne y hueso se merecen toda mi atención, así que me voy a hacer caso a mí misma y voy a aparcar el móvil y la pantalla, porque no quiero perdérmelo. Porque si te lo pierdes, quizás mañana ya no tengas más oportunidades.

¿Quién dijo “vacaciones”?

Ahora mismo, estoy a (según mi correctora) escasas horas de recibir la corrección de mi segunda novela. Esto quiere decir que en breve me va a llegar un documento de word que abriré y pondrá algo como esto:

Bien bonito porque mi supercorrectora es buen rollito

Por lo que los próximos días voy a tener que arremangarme y ponerme manos a la obra con la reescritura y la corrección.

Además, debo preparar la misma novela para la actividad de”Speed dating” con editoriales el próximo domingo en el Salón del Autor de Valencia.

¿Mande?

Os resumo: voy a tener citas de cinco minutos con las editoriales que asisten en los que debo convencer para que me editen.

Complicadillo, lo sé, de ahí que vaya a tener que prepararlo.

Y por si no tuviera suficiente trabajo…

El 13 de Febrero estaré presentando mi novela “Mar de Invierno en Cadaqués” en La Rossa, librería de Benimaclet en Valencia.

De esto os voy a hablar largo y tendido así que ahora no me extiendo más. Solo deciros que, si todo sale bien, tendré la inmensa suerte de que me presente Pilar Navarro Colorado, del blog Viviendo Mindful. A Pilar ya la conocéis porque se pasó por el blog a hablar de música y escucha consciente y me invitó al suyo a hablar de musicales y mindful.

Ya lo sabéis, soy una chica con suerte.

Dominó, buena suerte
Yo me levanto con el mismo peinado ¿será eso?

Si andáis por aquí cerca no os lo podéis perder. Bueno, os lo podéis perder pero a mí me haría mucha ilusión que vinierais. El día 13 a las 19, no os preocupéis que no voy a dejar que se os olvide.

¿Algo más?

Sí, varios cuentos (hola María y Pilar) de los suscriptores esperándome (os prometo que ya llega). Si a ti también te apetece uno solo tienes que pedírmelo en la cajetilla de la barra lateral, y te envío un cuento personalizado y musical.

Amén de todas las cosas que pasan cuando eres emigrante y vuelves a casa unos días. Ya os lo conté: Un dios maldijo las vacaciones del emigrante.

Eso sí, he tenido que echarle un vistazo a este artículo sobre cómo organizarte en vacaciones, no fuera a ignorar mis propios consejos.

En resumen

No puedo prometer que en las próximas semanas haya post, pero sí que tendréis noticias de mis andanzas por las tierras valencianas, si no aquí, en el facebook o instagram.

Y con la de cosas extrañas que me pasan, yo no me las perdería.

6 commentarios

  1. Mahandeep Kaur
    30 enero, 2019

    Mucha suerte, Cris! A por todas!

    Responder
    1. Cristina Bou
      31 enero, 2019

      ¡Gracias Ester!

      Responder
  2. Ester
    28 enero, 2019

    Este 2019 tiene pinta de ser un buen año!!! Mucha suerte amiga!

    Responder
    1. Cristina Bou
      28 enero, 2019

      ¡Gracias Ester! Espero que para ti también ❤️

      Responder
  3. MC
    28 enero, 2019

    ¡Pues que las disfrutes todo lo que puedas! Y ya verás como las correcciones y el Speed Dating saldrán mejor de lo que esperas ;-D

    Responder
    1. Cristina Bou
      28 enero, 2019

      ¡Eso espero! Y si no, mi madre me consolorá a base de arroz al horno y macarrones, no hay problema 🙂 ¡A la próxima nos vemos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad